Español (España)Català (Català)English (United States)
  Search
Suscríbete al blog

Suscríbete al blog Persona, Empresa y Sociedad y recibe las novedades en tu lector RSS o en tu correo electrónico

Suscríbete por RSS
Suscríbete por email

News
Minimize
New: Handbook of Business Ethics
 Chapter  6: Organizational Ethics
  More info...

Buscar
Minimize

Josep M. Lozano

josepm.lozano@esade.edu
Tel: +34 932 806 162
Ext. 2270

Fax: +34 932 048 105
Av.Pedralbes, 60-62
E-08034 Barcelona


Twitter - Josep M. Lozano

 

Persona, Empresa y Sociedad
El blog de Josep M. Lozano  
   
Author: Josep M. Lozano Created: 16/10/2008 11:45
Persona, Empresa y Sociedad - el blog de Josep Maria Lozano

Por nuestro trabajo, tenemos el privilegio de poder conversar a fondo con personas que ejercen responsabilidades directivas en las más diversas organizaciones: empresas, partidos, administraciones públicas, ONGs, sindicatos, etc. Desde hace unos meses, en muchas de estas conversaciones, constatamos que se viene repitiendo la misma frase: "esto que os digo os lo digo en privado, pero en público no lo puedo decir". Esta frase se puede referir a los temas más variados: a las alianzas o pactos políticos; a la reforma de la educación primaria y secundaria; al desarrollo de la energía nuclear; a la introducción de formas de co-pago en la sanidad pública; a reformar el mercado de trabajo; a cambiar sustancialmente el sistema de tasas y becas en la universidad pública; a las condiciones para la acogida y la integración de los inmigrantes; al régimen laboral de la función pública; a adecuar la expectativa de servicios al nivel de la fiscalidad; a acabar –por parte de la patronal y de los sindicatos- con el tabú de la "unidad de mercado" español, verdadero sustituto de la "unidad de destino en lo universal"; a debatir en serio las posibilidades y los límites del concierto económico… y la lista podría alargarse todavía.

¿Qué tienen en común todas estas cuestiones? Pues básicamente que ponen en cuestión marcos de referencia sólidamente establecidos, hasta el punto que parecen inmutables, y que sólo el hecho de plantearlas como preguntas a considerar ya provocan un terremoto. ¿Qué mueve a quienes las plantean a hacerlo? Pues el convencimiento de que es absolutamente necesario enfrentarse a estas preguntas, porque los retos que tenemos y la situación en la que nos encontramos lo requiere, si queremos dar respuesta a lo que nos exige el presente y no simplemente esperar a ver cuánto podemos aguantar repitiendo los esquemas que fueron válidos en el pasado. ¿Qué explica que quienes...

Read More »

Acaba de aparecer, publicado en la editorial Trotta, mi libro La empresa ciudadana como empresa responsable y sostenible. En los últimos años ha habido en España un gran debate y muchos progresos en lo que se refiere a la responsabilidad social de la empresa (RSE). Se avanzado mucho en el desarrollo de la agenda de la RSE y en la diseminación de modelos de gestión. Todos estos avances se han visto acompañados de un cierto debate ideológico que, paradójicamente, siempre desemboca en la demanda de una mayor clarificación de lo que cabe entender por RSE. La empresa ciudadana como empresa responsable y sostenible se sitúa en esta encrucijada. Cabe considerar este libro como una crónica y, a la vez, una síntesis de todo este debate. Pero, en último término, este libro propone una manera de entender la RSE y una manera de aproximarse a ella: supone pues, también, una toma de posición en este debate. A partir de la distinción entre acción social, responsabilidad social de la empresa, empresa responsable y sostenible y empresa ciudadana el libro clarifica las diversas maneras de aproximarse a las relaciones entre empresa y sociedad, y opta por la expresión empresa ciudadana como marco de referencia para entender el nuevo papel que la empresa puede jugar en la sociedad contemporánea. A partir de este enfoque ofrece una relectura de temas fundamentales para la gestión empresarial, como pueden ser la relación con los grupos de interés, el desarrollo de los valores y la ética de una organización, la rendición de cuentas o qué se entiende por éxito empresarial.

¿Por qué, desde mi punto de vista, tiene sentido vincular la idea de empresa ciudadana, y por qué esta denominación ha de entenderse como una idea reguladora y no como una visión normativa o descriptiva de la empresa? Pues porque la idea de ciudadanía aplicada a la empresa emerge como el horizonte o marco de referencia con relación al que se tienen que situar las prácticas y políticas convencionales de la RSE. La razón última es que la RSE no es un discurso autosuficiente que pueda sostenerse sobre sí mismo, sino que hemos de pensarla en un contexto de globalización y de interdependencia, donde los retos de la gobernanza pasan a ser la máxima prioridad. La vinculación de la idea de ciudadanía con la empresa se entiende como la expresión de una nueva visión de la empresa, que incorpora como una de sus referencias la contribución que pueden llevar a cabo las empresas a los retos de la gobernanza, a partir de su actividad estrictamente empresarial.

...

Read More »

Probablemente, si hace algunos años alguien nos hubiera hablado de los emprendedores sociales hubiéramos pensado que se trataba del enésimo intento de mezclar el aceite y el agua. Hoy es un término consolidado… porque la realidad a la que se refiere se está consolidando cada vez más, aunque quizás todavía resulta desconocida para muchas personas e instituciones que con gusto apoyarían muchas de estas iniciativas.

Como ha puesto de relieve Alfred Vernis, existen los emprendedores sociales porque "en la frontera de la economía existen organizaciones empresariales que están trabajando en la creación de valor económico con una óptica diferente. A nivel internacional se les ha bautizado como emprendimientos sociales, y la principal característica de estas organizaciones es que al mismo tiempo que crean valor económico crean valor social". No se trata, pues, mezclar agua y aceite sino de espíritu emprendedor y de innovación. O, como reza el subtítulo del libro El poder de la locura, se trata de empresas rentables que cambian el mundo. Ya se puede inferir que los riesgos que se asumen y las dificultades que se encuentran en este camino a menudo se multiplican. Pero, como me dijo, en otro contexto, un directivo totalmente comprometido con un proyecto: "llegó un momento en el que lo imposible pasó a ser muy difícil". No es fácil, claro está, pero no se trata de imposibles o, en cualquier caso, sólo lo son para aquellos incapaces de ver nuevas oportunidades. Los emprendedores sociales actúan en el mercado y, por consiguiente, buscan obtener beneficios, pero su finalidad es social. Quizás por eso ven oportunidades donde otros sólo ven imposibilidades. En último término esto es posible, porque tienen objetivos, pero lo que les moviliza es una pasión.

...

Read More »

Si hay algo que me sulfura y que me provoca desconcierto y malestar es constatar como, desde hace ya bastante tiempo, se ha consolidado el uso del calificativo radical para referirse a las personas que llevan a cabo actuaciones violentas. Tertulianos, informadores, articulistas y editorialistas hablan alegremente de los radicales cuando los protagonistas de la información son, lisa y llanamente, violentos. Además, y muy a menudo, radical pasa a ser un adjetivo que acompaña a sustantivos tales como los jóvenes o el nacionalismo, (o a los aficionados al fútbol) contaminándoles de tal modo que los acaban coloreando de manera indeleble, y quizá no siempre de manera inocente.

Tanta apelación a unos supuestos grupos o personajes radicales más parece un eufemismo o un subterfugio para evitar llamar a las cosas por su nombre: violencia, o cualquiera de sus equivalentes directos. Como si el pudor, o quizá simplemente el miedo, provocara unas exquisiteces retóricas que no tienen justificación. Estamos ante un caso de apropiación indebida del lenguaje que no es meramente semántica, sino que deteriora nuestra capacidad de entender la vida y de situarnos en ella.

Si consultamos su etimología lo primero que leemos sobre radical es "perteneciente a las raíces vitales", y posteriormente encontramos variaciones sobre la referencia a las raíces y, por extensión, a los principios o los fundamentos, y a los cambios de carácter transformador vinculados a ellos. Si me meto en estos berenjenales es porque, desde mi punto de vista, no estamos en último término ante una cuestión meramente filológica –no es éste mi oficio- sino ante una cuestión de un notable calado cultural y social. Cuestión que tampoco se corresponde con el sentido político dado al término en sus distintas tradiciones, ya sea la inglesa (proceso político de renovación de la vida civil y del ordenamiento político),...

Read More »

En la anterior entrada compartía algunas de las 10 consideraciones que últimamente he propuesto para responder a la pregunta, que me han hecho desde diversas fuentes, sobre el estado actual de la RSE. A las cuatro que allí señalaba, añado las siguientes:

5. Hay que aceptar que el club de la RSE está más avanzado que la realidad de la RSE. La RSE en los últimos años ha tenido un éxito mediático que no es proporcional al éxito de su implementación. Ésta es probablemente una de las claves que explican el espejismo de su exuberancia. Pero hay otra clave a la que se presta menos atención: los miembros del club de la RSE han avanzado más y la han integrado más que sus respectivas organizaciones. No es verdad que la realidad de empresas, sindicatos, partidos políticos, administraciones públicas, ONG, fundaciones, escuelas de negocios, etc. se corresponda con el discurso de quienes se dedican a la RSE en sus diversas organizaciones. No se trata de rebajar la exigencia o el nivel del discurso, pero quizás hay que atender más a las dinámicas de cambio que genera que a su nivel de coherencia y consistencia con la realidad.

6. El reto interno de los departamentos de la RSE: de la gestión de la agenda de la RSE a la diseminación de la RSE. En los últimos años, de manera necesaria e inevitable, la gestión de la agenda de la RSE ha sido la ocupación fundamental de los departamentos que son responsables de ella. El peso de la presión de las demandas externas les puede haber llevado a preguntarse en más de una ocasión si hay vida después de las memorias y de contestar los mil y un cuestionarios i encuestas que reciben (acompañados a veces de amenazas más o menos veladas sobre el precio a pagar si no contestan). En los próximos años, es previsible, razonable y deseable que el grueso de la actividad de estos departamentos se desplace hacia la diseminación interna de...

Read More »

En las últimas semanas ha dado la casualidad de que me han invitado a participar en dos mesas redondas y a escribir un artículo con el mismo tema: situación actual de la RSE, y perspectivas en un futuro inmediato. Quizá sea porque uno a estas alturas del año uno ya está para el arrastre y sus fantasías sólo apuntan a las vacaciones, pero al enfrentarme a esta reiterada cuestión me surgió la imagen que encabeza estas líneas. Imagen activada por una experiencia reiterada en los últimos años: cuando...

Read More »

Toda temática tiene sus tópicos, y la RSE no puede ser menos. Durante unos años el tópico estrella fue el de si era una moda o no. Ahora hay otro, que goza también de un éxito de público y crítica, que se refiere a las pymes. Dice el tópico que la mayoría del tejido empresarial es de pymes (¡gran descubrimiento!), y que la consolidación de la RSE ocurrirá el día que resulte significativa y viable para las pymes.

Pero si queremos que las pymes hagan suya una aproximación a la gestión en clave de RSE lo que necesitan no son más discursos (y, por descontado, más tópicos). O mejor dicho, lo que necesitan no son sólo discursos. Más allá de los discursos, lo que les hace falta es apoyo, referentes prácticos, herramientas de gestión y un enfoque adaptado a cada sector. Y sobre todo la convicción que cuando se habla de RSE y pymes se habla... de pymes, y no de la extrapolación a las pymes de modelos que han nacido en otras tipologías de empresa, ni -¡aún peor!- de la externalitzación a las pymes de los problemas reputacionals de las grandes empresas, algunas de las cuales se quieren proteger a base de pasar la pelota de la RSE a su cadena de valor.

Por eso creo que será muy interesante poder seguir de cerca el proyecto RSE Pime, una iniciativa impulsada conjuntamente por el Departament de Treball de la Generalitat de Catalunya y el Consell General de Cambres de Catalunya. Ésta es una iniciativa que quiere ayudar a integrar la RSE en el modelo de gestión de 30 pymes catalanas, un grupo de empresas que representa una significativa diversidad de sectores y de contexto territorial. Se trata de un proceso personalizado en el que, a lo largo de unos quince meses, se acompaña a cada empresa en una serie de etapas que le permiten diagnosticar su realidad, elaborar una planificación estratégica en clave de RSE, desarrollar un plan de mejora, identificar...

Read More »

Vaya de antemano mi convencimiento de que sin una aproximación multistakeholder no se puede hablar de RSE. Sin construir relaciones con los grupos de interés no hay propiamente RSE, entre otros motivos porque, por mucho que vayamos repitiendo la letanía de lo social, la empresa no se relaciona con la sociedad en abstracto, sino con grupos de personas concretos. Ahora bien: no por el hecho de que haya relaciones multistakeholder se da RSE. La constatación de la existencia de los stakeholders (los famosos mapas) no desemboca automáticamente en la RSE, y éste es uno de los malentendidos más uniformemente extendidos. Del hecho de constatar que hay stakeholders y de tenerlos en cuenta a la hora de tomar decisiones no se desprende ni se deduce la calidad de la relación que quiere establecerse con ellos. Esto último requiere asumir valores y criterios, que son los que modulan las relaciones, no el hecho de la relación propiamente dicha. En otras palabras: es posible mucho análisis y gestión multistakeholder, y permanecer en el grado cero de la RSE.

Dicho esto, si nos fijamos ahora sólo en la retórica de la RSE, tendremos que concluir que ésta, en relación al enfoque multistakeholder, ha generado su propia mitología. Esta mitología consiste a dar por supuesto, en abstracto y a priori, sin posibilidad de debate crítico y con un fuerte aroma normativo, que toda relación multistakeholder tiene que tener la forma de diálogo (las palabras diálogo y multistakeholder hoy parecen unidas por un vínculo matrimonial indisoluble). Y, además, que este diálogo no está bien hecho y no ha llegado a la plenitud hasta que no alcanza el consenso o el acuerdo de todos los participantes. Pues bien: creo llegado el momento de plantearnos hasta qué punto la aproximación multistakeholder no ha elevado a la categoría de mitos de referencia el diálogo y el consenso, como a valores absolutos más allá -o más acá- de los cuales ya todo queda devaluado y deslegitimizado.

...

Read More »

He recibido diversos comentarios y correos electrónicos a propósito de mi entrada sobre el minuto sabático. Algunos me me interpelaban sobre si era una propuesta que podía llegar a tener sentido en el contexto de la actividad profesional en el seno de una organización, o hasta qué punto era puro voluntarismo. Y también sobre si lo que planteaba sólo podía ser el resultado de mucha vida sabática fuera del trabajo. Ni que decir tiene que son preguntas que también me hago, y para las cuales no estoy seguro de tener respuestas plausibles. No porque crea que sí las tengo para otras preguntas, sino porque me parece muy difícil poderlas contestar en abstracto, fuera de contexto.

Pero hay un punto sobre lo que me parece especialmente importante seguir hablando. Me refiero a la radical ambigüedad que parece que lo envuelva todo cuando se plantean estos temas. Jordi Morrós, por ejemplo, nos daba la referencia de la consultora Zen at work donde, entre otras cosas, disponen de una oferta de servicios integrados orientados a aumentar la capacidad de afrontar las tensiones que genera la vida profesional. Iniciativas de este tipo proliferan por todas partes: véase, por ejemplo, ZEN Peacemakers, donde se plantea una espiritualidad indisociable del compromiso social, y que genera, entre otras cosas, iniciativas que ahora calificaríamos de emprendimiento social; o el ZBA (Zen Business Administration), donde hacen propuestas de formación y acompañamiento en las que plantea cómo integrar la práctica profesional el camino espiritual; o Lassalle-Haus, donde se ofrecen espacios de profundización para directivos y profesionales. Son ejemplos espigados por todo el mundo y que, al menos en su denominación, se refieren a la misma tradición de sabiduría. Y cosas semejantes podríamos encontrar atendiendo a otras tradiciones.

¿Qué quiere decir todo eso? Pues como...

Read More »

Gracias a la amable y eficaz hospitalidad del IESE tuvo lugar en Barcelona una de las sesiones de mesa cuadrada que organiza la Red Española del Pacto Mundial. Como las presentaciones estarán disponibles en su página web, me ahorro el ejercicio, siempre limitado, de glosarlas aquí. El tema que nos convocaba era realmente interesante, y crucial en los tiempos que corremos: La implantación de los Códigos de Conducta como herramienta de gestión empresarial. Aparte de mi propia presentación, tanto Gas Natural como el BBVA presentaron una síntesis de sus planteamientos y de sus experiencias al respecto. Creo sinceramente que la sesión, tanto en lo que se refiere a las presentaciones de las empresas como al diálogo posterior fue interesente y sugerente. Sin embargo, cuando ya nos despedíamos, uno de los asistentes me hizo un comentario que considero certero, y que va al núcleo del problema que tarde o temprano deberíamos plantearnos: "como siempre, todo es demasiado idílico".

Tanto por su parte (como por la mía al hacerme eco de sus palabras) no creo que su reacción contuviera una crítica a las presentaciones de las dos empresas citadas. Personalmente, considero que la tarea que llevan a cabo los departamentos de RSE de dichas empresas es altamente interesante e innovador y, en algunos aspectos, son auténticos pioneros. ¿Dónde está, pues, el problema? Desde mi punto de vista el problema se sitúa en el formato, un formato que no es exclusivo del Pacto Mundial y que no le es imputable, pero que está muy generalizado, y que ha sido consolidado por el propio club de la RSE a lo largo de los últimos años. Un formato que yo propongo denominar el formato todo va bien.

Este es un formato que prácticamente...

Read More »

  | Copyright 2008 by Josep M. Lozano Web design by Magik@ment